Cerca
  • VOCE alla Radio

La Casa del Tango


Nos vestimos de gala para acompañar y estar a tono con uno de los invitados de honor que tuvimos en VOCE alla Radio. Nuestro querido cantante de tango, Giacomo Medici, un marchigiano DOC, que maravilla al mundo con su impronta tanguera argentina. Para eso, nos hicimos presentes en la Casa del Tango en Rosario, un lugar cultural muy especial en la ciudad de Rosario, y también para este cantor arrabalero, que emociona con su música e interpretación. Recinto que fue testigo de su brillo, allá por el año 2016, cuando Giacomo desplegó todo su talento y repertorio, para un auditorio que no quiere dejar morir esta centenaria tradición.



Un sitio destinado a promover la cultura del tango, incluyendo a todos los artistas y maestros, ofreciendo muestras, espectáculos y talleres, para conservar vivo el fuego de una de las grandes pasiones argentinas. Repasamos en dicho espacio, historias y anécdotas, como por ejemplo, la sabiduría de uno de los referentes argentinos del género, Astor Piazzolla, que allá por el 1976 en un programa de televisión argentino, auguró con una certeza maestra, que la música de los próximos años en Buenos Aires, sería la que estaban cocinando por aquel entonces, Luis Alberto Spinetta y Charly García.


Además, junto a la estatua homenaje a Carlos Gardel, montada frente a la Casa del Tango en honor al “Morocho del Abasto”, reivindicamos su memoria con frases inolvidables y para la posteridad como: “Cada día canta mejor”, y otra que refleja su sello, su estilo, dicha en boca del propio “Zorzal Criollo”: “No basta con tener la voz más melodiosa para entonar un tango, hay que sentirlo, hay que vivir su espíritu”. Apropósito, Hugo Fattoruso, uno de los más inmensos y reconocidos cantantes uruguayos, sostiene que: “Su voz nos transportará siempre con solo cerrar los ojos, a un mejor tiempo”.


La Casa del Tango, inaugurada el 11 de diciembre del 2004, fecha en la que nació Gardel en 1890 y por ello considerado “El día del Tango”, es uno de esos templos míticos en donde aún, se puede respirar y vivenciar el aroma de un bandoneón e infinidad de historias de amor.