Cerca
  • VOCE alla Radio

Dos campeones, un mismo objetivo

por Bruno Mazzoni


Argentina e Italia alcanzaron dos de los trofeos más importantes de su historia. Es de común pensamiento reconocer que ambas selecciones son de las más ganadoras de la historia, sin embargo cada una llevaba consigo una espina que se terminó de quitar.

Argentina le ganó a Brasil y rompió el maleficio de 28 años sin salir campeón. En el medio, finales perdidas y malos rendimientos sobraban, pero este 2021 de idas y vueltas reencontró a la albiceleste levantando un trofeo de la mano de Lionel Messi.

Italia venció en los penales a Inglaterra y se coronó en Europa, después de quedar afuera del mundial de Rusia. Esta selección cambió completamente su rumbo, modificó entrenador, formato de juego, agudizó la formación de juveniles, y de manera inmediata y fugaz lo llevó a buen puerto.



En el fútbol que cada país demuestra, se ve claro la forma de juego de ambas selecciones campeonas; dos equipos golpeados por la historia, mezclando jóvenes con los de mayor experiencia, con técnicos modelos que llevaron de la mejor manera posible su estrategia, fortaleciendo un grupo y yendo directamente hacia el objetivo, que se terminó cumpliendo. Lograron “lo imposible” y sus pueblos vistieron los colores reflejados en la bandera, fin de semana apasionante para el fútbol, pero sobre todo para el fútbol argentino que lo merecía. Como el pueblo la merecía y el mejor del mundo por supuesto que también... Leo la merecía y este grupo se la dio, y eso lo explica la imagen del 10 al momento del pitido final del árbitro, donde todos se abalanzan sobre el mejor del mundo para servirle en bandeja lo obtenido... Argentina campeón, Messi campeón y el mundo es un poco más justo.