Cerca
  • VOCE alla Radio

Cristian Martin Verdejo


Artista Plástico - Diseñador de Interiores - Paisajista

Cristian Martín Verdejo es ante todo un apasionado por el arte. Es paisajista, diseñador de interiores y artista plástico. Es un hijo pródigo de la cultura artística: Latina, Argentina, Neoyorquina, y también Europea. Porque lleva en su corazón y en sus orígenes, la sangre italiana. Pero es primera y últimamente un ciudadano mundial, e incluso fundacionalmente una acuarela sentimental. Da placer escuchar la pasión con que se expresa, el amor genuino por su oficio. Algo tan de él, tan suyo como respirar. Cristian es sinónimo de arte al igual que Buenos Aires, ciudad donde nació en el 1977.



“Para mi ser artista es parte de mi personalidad, parte de mi historia, parte de mi conexión con el mundo, parte de entenderme, de relajarme, de concentrarme. Toda mi vida hice algo de arte, siempre dibujé, siempre pinté, desde que tengo uso de razón. Mi mamá me motivó mucho, me mandó a hacer cursos y tomar clases de dibujo, de pintura, de cerámica, y todo lo que a mí me gustaba de ese tipo de cosas. Siempre lo hice y me sirvió como el cable a tierra para vincularme con el mundo, literal. Cuando era más chico me costaba concentrarme, y el arte me ayudó a descubrirme y descargar lo que no podía poner en palabras. Recuerdo que en el colegio, al mismo tiempo que estaba en la clase, estaba dibujando, y los profesores se enojaban un poco, hasta que me entendieron y se dieron cuenta que era lo que necesitaba, porque si yo no hacía eso no podía prestar atención. En el fondo eran amables, teníamos una muy buena relación con ellos. Eran una especie de tutores para nosotros. Iba a una escuela pupila agraria, por decisión propia”.


El oriundo de la ciudad porteña, evoca con alegría los domingos en casa de sus nonos, con esa tradición italiana de “La famiglia unita, tutti insieme”. La italianidad está dada por sus abuelos maternos, provenientes de Avelino, allí en la Región de Campania a 40 km al este de Nápoles. Recorre aquellos días pintando el perfume de la época, con sus "nonos" que no hablaban español, conservando el dialecto Avelino, en un terreno enorme que tenían con huertas, frutas y verduras. Preparaban tomates como hacían en Italia, también aceitunas. Cultivando en su infancia un lazo que es su esencia. Italia y el arte, dos motores para Cristian.

Cuenta con orgullo ser ciudadano italiano, y que está todo el tiempo en contacto con su familia en Italia. De grande pudo ir a conocerlos y conectar con sus raíces en el viejo continente.

“Mi italiano es básico, prácticamente no hablo, pero lo entiendo perfecto, nos hacemos entender, y mi prima, una de mis primas, habla español, entonces yo le hablo en español y ella me habla en italiano”.


Actualmente se encuentra abocado en la Muestra en Norcenter, un Shopping de diseño, situado en la zona de Vicente López en Buenos Aires, con su artística visual “Vibrante”.

A su vez, forma parte de Pinta Miami, una Muestra de arte Latinoamericano Moderno y Contemporáneo, que presenta proyectos con curadores internacionales mostrando el arte de América Latina con una perspectiva global. En dicha Exposición, en la parte de fotografía, lo representa su obra “Fluir”.

Y así mismo, a la expectativa de Artexpo en Nueva York, Feria que iría a desarrollarse en abril del 2020, y por la pandemia, tuvo que ser reprogramada para abril de 2021.

Su destino próximo está en España, con proyectos en mente. Afirma que previamente, tendrá escala obligatoria en Italia para visitar a su familia. Un artista con sensibilidad, que honra y lleva en su espíritu el añejo refrán italiano, la frase de “Il sangue non é acqua”. Y el arte tampoco lo es para él, porque es la sal de su vida.


“El arte es todo, es parte de mi identidad, lo hago de forma natural, me sale instintivamente. Siempre va a estar conmigo porque es parte de mi vida. Es algo que va conmigo, me acompaña y me constituye. Si algún día me dedico a otra cosa, va a seguir estando en mí, inevitablemente”.

“De hecho mis dibujos, mis cosas, parten de las imágenes que tengo en la cabeza, y voy buscando el material, la forma o la técnica para hacerlo y sacarlas de la cabeza. Es una necesidad para mí. Independientemente de si a la galerista le gusta o no le gusta. Obviamente me han guiado y enseñado, porque para armar una serie, tiene que tener una concordancia. Pero el día que las pueda sacar todas, no sé qué va a pasar (risas). Tengo muchas!”.

Cristian además, se confiesa amante de los animales y de las plantas. Se entretiene con el Bonsái, que consiste en el arte de cultivar árboles y plantas; controlando su tamaño para que permanezcan con uno inferior al natural, mediante técnicas para crear un estilo que nos recuerde una escena de la naturaleza. Es indisociable de la maceta, ya que el bonsái se entiende como el conjunto que conforman árbol y maceta. El arte, siempre el arte. De alguna u otra manera, siempre está presente en sus días.


Le gusta estar al aire libre, la naturaleza, el aroma a campo. ¿ Será que le recuerda a sus abuelos?. Entre sus facetas agrarias, es apicultor experto agropecuario. Cinéfilo y amiguero, disfruta mucho el compartir con amigos.

Y no puede escapar de su naturaleza, una y otra vez: algo que le brotaba de su ser a lo largo de todo lo que nos contaba: “Dibujar para mí es como no hacer arte, lo tengo tan incorporado que en mis momentos libres muchas veces me pongo a dibujar”.


https://www.verdejocristian.com/

contacto@verdejocristian.com


by Franco Lucca