Cerca
  • VOCE alla Radio

“¡Cambiemos el mundo comenzando por la mesa!”

“¡Cambiemos el mundo comenzando por la mesa!” (Carlo Petrini)


Era el año 1986 cuando a los pies de la Piazza Spagna en Roma, Carlo Petrini y un grupo de jóvenes organizó una manifestación en el lugar donde se instalaría un McDonald’s. ¿Cuál era la protesta? El objetivo fue defender las tradiciones regionales, la buena alimentación, el placer gastronómico, así como un ritmo de vida lento, es decir lo contrario a lo que representa el fast food.

Luego de esta manifestación se fundó el Movimiento Internacional Slow Food, hoy presente en 160 naciones y con más de 100 mil socios cuyo objetivo es prevenir la desaparición de culturas y tradiciones alimentarias locales, para contrarrestar el auge de los ritmos de vida acelerados y para combatir el desinterés general sobre los alimentos que se consumen, su procedencia y la forma en la que nuestras decisiones alimentarias afectan el mundo que nos rodea.



Un plato sintetiza la cultura de un pueblo

www.slowfood.com



Los socios de Slow Food trabajan para asegurar que todo el mundo tenga acceso a una alimentación de calidad definida por tres principios interrelacionados: buenos, limpios y justos

·Alimento bueno: alimentación sabrosa y fresca de temporada que satisfaga los sentidos y forme parte de la cultura local.

·Alimento limpio: producción y consumo de alimentos que no perjudiquen el medio ambiente, el bienestar animal o la salud humana.